Buscar
  • VETERINALIA

Miedo a los petardos



Ahora que se acercan las fiestas navideñas, el temor de los dueños a los petardos, por el sufrimiento de sus mascotas, crece por momentos. ¿Hay algo que podamos hacer para ayudarles? Vamos a intentar dar algunas soluciones.

Una previa a todas es tener mucho cuidado al pasear a los canes en esta época de petardos y tracas. Nunca sabes si alguien va a tener la feliz idea de montar un estruendo cerca, es fácil que se asusten y salgan corriendo.

Revisad bien que no se le pueda soltar el collar, basta un tirón inesperado para que podamos perder de vista a nuestro perro tras un susto. En esos días, mejor pasear a los perros siempre con correa, por si acaso. Y en esos días sácale siempre con una chapa en la que esté tu número de teléfono o escribe el teléfono en su collar, así en caso de que se suelte podrán llamarte lo antes posible.


1. No dejar al perro solo en casa y a ser posible, tratar de que esté en una habitación lo más alejada posible del ruido.

Si tu can está acostumbrado a estar en su transportín y lo asocia a momentos agradables, a viajes en los que está cerca de ti, etc. puedes dejar que se meta dentro, pero no le dejes solo y dentro del transportín tampoco, claro. Incluso lo puedes cubrir en parte con alguna toalla para que se sienta más protegido.


2. Mantener la calma y tratar de transmitir esa misma sensación al can, pero sin exagerar, con normalidad.

La cuestión está en no reforzar, sin querer, justo el comportamiento que buscamos evitar.

Paciencia y calma, ten en cuenta que tu can es como una esponja para tus emociones, si ve que tú estás nervioso probablemente él lo estará más.


3. Generar otro tipo de ruidos que 'oculten' el sonido de los petardos.

Encender la radio o la TV, poner música tranquila: se trata de que sonidos no alarmantes sirvan para ofrecer la sensación de normalidad y calma.


4. Adaptil.

Se trata de un producto creado a partir de una feromona natural que ayuda a disminuir el estrés, tanto en canes adultos como en cachorros.

Conviene empezar a usarlo, en alguna de sus modalidades, al menos una semana antes de la llegada de la pirotecnia.

En versión difusor eléctrico,  dispersa en el aire la misma feromona que utilizan las madres tras el parto para calmar a los cachorros. No es ni sedante ni tranquilizante.

A algunos canes les funciona realmente bien pero, como siempre, lo mejor es preguntar a vuestro veterinario.


5. Calmivet

Son unas pastillas con efecto calmante que normalmente usamos para los viajes pero que, si no funciona nada de lo anterior, pueden ayudarnos a que el perro esté más tranquilo. Consulta con tu veterinario para que te calcule dosis y te explique cómo administrarlo.


6. Ropa "calmante" o ropa tranquilizadora.

En inglés se llama Thundershirt y es una prenda basada en la terapia por presión: consigue un efecto calmante al ejercer una presión suave y constante sobre el torso del can. Eso hace que se liberen hormonas calmantes del tipo endorfinas y oxitocinas.

Hay que acostumbrar al can a esta prenda para que funcione, no se trata de colocársela directamente el día en que empiezan a sonar los petardos.

Si no tenéis una prenda de este tipo, también podéis probar a colocarle alguna camiseta calentita que le quede ajustada para intentar generar el mismo efecto. Pero, de nuevo, si no está acostumbrado a llevar ropa, habría que habituarle antes del día de los petardos para que sea efectivo.

6. Tratar de distraer a vuestro can con algún premio de 'larga duración', algún hueso o alguna chuche que le guste mucho.

Esto sólo funciona si no está ya alterado, si habéis conseguido bloquear la fuente de ruido para que pueda concentrarse en algo agradable, como sus juguetes o sus chuches.

Y de nuevo, paciencia y calma.

25 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • Instagram Social Icon
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now