Buscar
  • VETERINALIA

El perro senior


No nos damos cuenta de lo rápido que pasa el tiempo, y para nuestras mascotas, más.

Siempre se dice que un 1 año humano equivale a 7 de un perro. Esto no es del todo cierto, ya que en animales pequeños es menos la edad con respecto al hombre que en grandes.

De cualquier forma, un perro de entre 7 y 10 años se considera geriátrico. Es entonces cuando debemos comenzar a cuidar a nuestro amig@ de manera especial: nueva dieta, controles analíticos, controles cardiacos,...

Este artículo os va a ayudar a identificar los sígnos de envejecimiento:

  • Cambios en el apetito: por lo general, suele aumentar con la edad, sin más signos asociados.

  • Aumento de la ingesta de agua: puede ser indicativo de fallo renal, esto se puede chequear con un análisis de sangre.

  • Comportamientos inadecuados: micción y defecación dentro de casa sin causa aparente, duerme durante el día (sin apenas interaccionar con los miembros de la familia) y de noche no descansa, caminar en círculos o sin sentido, ladrar sin sentido

  • Pérdida de percepción: choque con muebles, paso por zonas estrechas o por donde no se debe, pérdida de la orientación en el hogar…

  • Pérdidas de memoria: deja de reconocer temporalmente al propietario, incluso pudiendo tener agresividad hacia el mismo.

  • Pérdida de audición

  • Pérdida de visión: nuestras mascotas también pueden padecer cataratas, glaucoma...

Cualquiera de estos signos pueden indicarnos fallo cognitivo o disfunción cognitiva (senilidad), pero también pueden ser signos de fallos en algún órgano de nuestra mascota.

Debido a todo esto, se recomienda a partir de esas edades, realizar un chequeo geriátrico completo de nuestra mascota, cuyo fin no es más que detectar precozmente cualquier fallo cardíaco, renal, endocrino… para poder poner medicación cuanto antes, y así evitar que dicha patología evolucione rápidamente.

Los chequeos geriátricos consisten en:

  1. Analítica sanguínea completa: que nos aportará información acerca del funcionamiento de los órganos internos de nuestra mascota así como de su glándula tiroides, que es una de las más afectadas con la edad.

  2. Electrocardiograma: nos da información acerca de la funcionalidad cardíaca, así como de la existencia de arritmias.

  3. Radiografía: nos da información acerca del tamaño cardíaco, existencia de masas, tamaño de los órganos

  4. Análisis de orina: nos informa acerca de la existencia de infección urinaria, diabetes, pérdidas de proteína por fallo renal…

  5. Revisión general en consulta: peso, aspecto general, auscultación, estado de la boca, revisión oftálmica, revisión oídos…

En función de los hallazgos( si es que los hay),  se pautará un protocolo de medicamentos para ayudar a que progrese más lentamente la patología encontrada (fallo renal, cardíaco, disfunción cognitiva, suplementos hormonales…)

Si notas alguno de estos síntomas en tu perrete, no esperes más, acude a la clínica.

Os dejamos un vídeo para que veais la disfunción cognitiva.



16 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • Instagram Social Icon
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now